Cuando el invierno deja que vivas y disfrutes los paisajes del Pallars Sobirà. Días en familia, días de nieve, días de verde, días de carretera y manta. ¡Un placer volver a vivirte invierno!